Encuentro de blogueras

Auriculares y micrófono mediantes, ayer participé de este Encuentro de blogueras.
Un puñado de profes de lenguas narramos entre otras cosas por qué hicimos de los blogs, propios y ajenos, uno de nuestros principales útiles de trabajo. 


Se trató de la actividad de cierre del I Encuentro de Profesores Creativos e InnovadoresLo que sigue es el guion visual que preparó Ramón Besonías para tal encuentro:



El tiempo de palabra de cada una fue escaso pero sin dudas la experiencia fue provechosa. Al menos a mí, ese encuentro me ayudó a ver más claro el porqué, el para qué, el cómo y el qué de mis blogs al garabatear, los días previos, varias impresiones a partir de las preguntas que los organizadores nos habían pasado a modo de disparador.
Y me siguió sirviendo hoy, al pasar en limpio esas notas aquí:

Háblanos un poco de tu blog, ¿cómo te surgió la idea de crearlo? 

Creo que me sucedió lo que a muchos colegas, abrir mi blog Profesores fue una tarea de clase, una actividad pedida en un curso sobre Educación y tecnologías que realicé hace ya unos 5 años. Por entonces lo abrí, publiqué los 4 o 5 posts obligatorios en el marco de ese curso y lo bueno fue que lo continué. Hoy ya ando cerca del centenar de posts. La profe: Adriana Sánchez, ¡genia sin par!


Tiempo después abrí un segundo blog, que llamé Alumnos, pensando en la publicación de actividades de clase. Sentía que tenía lectores distintos por lo que mejor sería separar los tipos de publicaciones. 

Pienso que es maravilloso que profesionales sin ninguna formación tecnológica específica previa, de manera gratuita y con resultados bastante amenos desde lo visual y la edición podamos disfrutar de esta posibilidad de expresión personal llegando a una discreta gran escala. ¡Es como tener tu propia editorial!
Porque un blog es eso: el espacio del cual somos referente, el lugar al que acude quien quiere conocernos.
Un blog es relevante porque aporta algo extra, algo que no está cubierto por los perfiles de otras redes sociales ni siquiera es algo de lo que la gente se entere al leer nuestro curriculum. 
Un blog es, en consecuencia, uno de los mejores espacios para darnos a conocer. Casi todos tenemos nuestra identidad repartida en varios perfiles de redes sociales pero es en el blog donde hay mayor autenticidad pues allí confluyen más elementos.

Asimismo es muy motivador cuando el blog es el espacio al que vuelve quien se siente identificado con lo que escribimos y publicamos. 
¡Que un blog cree expectativa y fidelidad es la gloria del bloguero! 

Yo sigo unos cuántos blogs vía mail y confieso que cuando leo un mensaje que me dice que Punsetica, Aitor, mi amiga María Elena,  las chicas de Sonora, Gabfle, Paz, Sol, Garbiñe, Silvina, Toni Solano, Sul Ponticello (aquí son varias voces), Davidmore, BoîteauFLE, P. Bongiovanni, El Hurgador, El dado, Elisa Hergueta (¡nos tiene un poco abandonados!), Desartsonnants (otro que se dispersó en las redes!!), Agitomis colegas de este encuentro o tantos otros publicaron un nuevo post, ¡quiero abrir el enlace ya! 
A muchos de ellos los considero clave en mi capacitación post diploma (mi PLE). Y no exagero al decir que el historial de posts acumulados de unos cuántos blogs merecería estar en toda bibliografía de capacitación de profesores que se precie. ¡Ojalá les llegue alguna vez el reconocimiento académico! O mejor no, así no pierde cada cual su foco.


Artista: Darío Barco. Más información sobre la obra.

A menudo se augura la desaparición de los blogs a manos de Facebook, Twitter u otras redes; quizá sea así, no sería raro pues la evolución es cambio. 
Pero por el momento los blogs persisten.
Por el momento unos y otros conviven.
Por el momento nuestros perfiles viven en las nuevas redes y felizmente también en los blogs. 
Lo que sí ha ciertamente ocurrido es que algunas prácticas que antes realizábamos en los blogs ahora las mudamos a otras redes por creerlas más convenientes. ¡Sería crudo y no del todo cierto decir que por comodidad!

Hoy, por ejemplo, si queremos compartir el enlace a una nueva aplicación, seguramente lo haremos mediante un tweet pero luego, si efectivamente usamos esa aplicación, si tomamos fotos de los resultados de los trabajos de los alumnos, si tomamos nota de lo que nos "funcionó" (o de lo que no) y queremos dar a conocer todo ello, un post en un blog será lo apropiado. ¡Aunque dé pereza!

Ahora, al menos en unos cuántos casos, como el contenido que refiere a terceros lo compartimos rápidamente y casi sin texto de soporte, a secas, en otras redes, el blog pasó a ser el espacio donde somos más que nunca nosotros mismos. El lugar donde nos tomamos el tiempo del mundo para compartir nuestros titubeos, nuestras visiones, los temas que nos apasionan o nos indignan y de hecho disfrutamos de escribir esos párrafos que sabemos pueden (podrían) perdurar en el tiempo pues les intuimos una “trascendencia”, dicho modestamente, más allá de la semana o del mes en que se publican. 
En el blog nos abrimos, nos aventuramos con una narrativa propia, con nuestros puntos de vista, con nuestras circunstancias e intereses. Allí no hay hashtags ni memes ni emoticonos que suplen la expresión. 
Lo temerario es que como además allí hay espacio de sobra, se ve todo: hay lugar para nuestras capacidades y nuestras falencias. Lo importante es que encontremos nuestro estilo. Y lo ejercitemos siempre que sea posible. Y no claudiquemos. 
Entre otras cosas porque además de todo lo dicho, expresarnos en un blog y dialogar en los blogs ajenos nos sirve como entrenamiento. No olvidemos que nosotros, profesores de lenguas, enseñamos lengua y comunicación y esta segunda faceta hoy en día se produce grandemente en línea. ¡Incursionemos entonces en el mundo blog aunque sea como práctica personal de comunicación!


Artista: Darío Barco. Más información sobre la obra.

Retomo una idea expresada aquí arriba: un blog es especial porque es la subjetividad misma.
Es cierto que en las redes, los profes frecuentemente solo buscamos soluciones y que el escaso tiempo hace que esquivemos los debates y las reflexiones en proceso. Buscamos cosas hechas. Queremos respuestas, algo que imprimir o proyectar y punto. Una ficha mágica que resuelva nuestra necesidad de mañana a las 8. Pero también es cierto que somos muchos los que buscamos la subjetividad en las redes por sentir que de la misma aprendemos, que la subjetividad ajena nos enriquece.
Yo leo blogs que me dan ideas hechas, confieso que me gustan, que los sigo y que no dudo en recomendarlos. Pero me desvelan y admiro los que me comparten vivencias, no importa si exitosas o calamitosas pero que me dejan una curiosidad. 

Algo de esto hay en mi decisión de abrir el blog Alumnos. Tener un espacio donde publicar cosas “listas para usar” y dejar que el otro siga más caótico, siempre en elaboración, pero con la intención de interpelar, interactuar, motivar, poner en acción a quien lo lee.

Los blogs son también el lugar donde ven la luz borradores de materiales didácticos o bocetos de contenidos pedagógicos: muchas unidades didácticas o proyectos de trabajos por tarea comienzan siendo un post que un comentario y otro y otro enriquecen hasta metamorfosearlo en ese otro formato.

Releo lo de arriba y llego a la conclusión de que un blog es entonces válido para todo: desde la publicación de la actividad decenas de veces comprobada en clase, ¡esa que no falla! y que solo pide ser seguida al pie de la letra hasta la divulgación de la idea más desorganizada o desopilante pasando por el análisis minucioso de una consigna, la evaluación favorable o despiadada de una tarea, o... o... ¡Larga vida a los blogs! (*)


Artista: Darío Barco. Más información sobre la obra.

¿Qué tipo de material publicas?
¿De dónde sacas las ideas para publicar?

Creo que esencialmente publico el producto de mi trabajo como curadora o seleccionadora de documentos que a priori no fueron pensados, creados, para llevar al aula.
Y acá reivindico la ayuda que me dan las redes como Facebook, y su página donde es posible crear álbumes, Pinterest y sus tableros, Youtube y sus listas de reproducción, Flickr y sus álbumes y expos, Soundcloud y sus sets, etc. Casi todo lo que "llega" a mis blogs estuvo un tiempo publicado en otro espacio... esperando ser analizado y usado. 

¿Por qué crees que es importante compartir con la comunidad de profesores tu material?

Creo que hay varias respuestas. Tengo algunas. 
En cuanto a los blogs, por un lado, por lo que dije arriba: el doble juego de darnos a conocer y permitir que los demás nos conozcan. 
Vuelvo aquí sobre la idea del blog como lugar idóneo donde desplegar libremente nuestra subjetividad, siguiendo nuestras reglas pues somos nosotros quienes configuramos el espacio. Y generalmente lo hacemos con palabras en cantidad ilimitada, sin dibujos de pulgares, sin necesidad de encontrar el adjetivo que lleve menos caracteres, con foto únicamente si queremos, etc.
Por otro lado, tal lo escrito arriba, puede ser importante llevar un blog como ejercicio de expresión. Debemos practicar lo que enseñamos: la comunicación en medios digitales, abiertos, haciéndonos responsables de nuestras opiniones, interactuando con terceros, etc. 
Pero también, y aquí sumo la publicación en otros repositorios en línea, es importante que los profesores publiquemos para devolver a la cíbercomunidad algo de todo lo que nos da
¡Y aquí atentis, nada de vivos! Hay que devolver lo que encontramos pero de modo “remezclado”, enriquecido, recreado, reinterpretado, analizado, corregido, complementado y todo ello siendo honestos ¡y agradecidos! 
No es cuestión de copiar lisa y llanamente en nuestros espacios esto o aquello que nos gustó mucho en el ajeno.

¿Qué crees que aporta tu blog? 

En mis blogs y demás espacios en línea, lo que más frecuentemente intento es mostrar con respeto pero sin ceremonia (¡sin cartón!) las obras artísticas más diversas a modo de inputs para la clase de lengua extranjera. De todas las disciplinas y desde las universalmente reconocidas a las producidas en los márgenes.
Creo que allí muestro la manera en que me gusta trabajar: enseñar la lengua pero conectando a mis alumnos con ideas y trabajos concretos de artistas; no solo de artistas escritores, narradores, poetas, autores de canciones, que es lo propio, lo que a menudo se piensa en clase de lenguas extranjeras, sino de artistas de otras disciplinas también.
Y de cierta manera, con ello, pienso que creo productos nuevos; a mi entender, el reempleo, el reciclaje, la readaptación son siempre creación. ¡Ese sería mi aporte!

(*) Las buenas reflexiones que pueden haber encontrado en estos párrafos pertenecen a Tíscar Larasu lucidez en este Hangout que recomiendo me ayudó a interpretar mis vivencias en torno al tema de los blogs. Las otras son mías.


Artista: Darío Barco. Más información sobre la obra

¡Y a seguir conectados con el tema! Estos son los blogs de mis compañeras de tertulia de ayer: 
Aprende español callejeando por Madrid
De amor y pedagogía
Educaglobal
El espacio de las letras
Elextraordinary
Feel the Language
Ideas para la clase
Lenguaje y otras luces
Profe de español.de

Intentando usar la nueva ortografía de la lengua española.

5 comentarios:

  1. Bonito artículo, Marcela. Me alegró conocerte ayer, aunque fuera a través de la pantalla. ¡Vivan los blogs y los blogueros libres!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Marisa! Para mí también fue un gusto haber conocido a unas y haber conocido un poquito más de cerca, ¡las caras! a otras :-) Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado Marcela.. expresa perfectamente lo que significan los blogs en nuestras vidas y compensa la brevedad del encuentro. Me quedé con muchas ganas de mucho mas. ¡A partir de ahora voy a seguir tu blog!

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias, Pilar, por tu comentario! Y gracias también por seguir mi blog :-) A propósito de seguir... ¿no quisieras agregarle a tu blog el gadget de "Seguir por mail"? Yo sería la primera en estrenarlo!! Con los flujos RSS a menudo me pierdo cosas. Por eso, en los casos especiales como los nuevos posts de "De amor y pedagogía", me gusta que me lleguen a mi casilla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por la idea! Lo voy a hacer ahora mismo... ¡Un abrazo!

      Eliminar